Buscar
https://frect.org/custodia-urbana
es 12

¿Qué es la Custodia Urbana?

Un impulso de la ciudadanía para la conservación de la naturaleza y los valores culturales en el ámbito urbano

Dentro de nuestras ciudades es fácil toparse con incontables espacios sin uso aparente: solares, edificios, zonas “verdes”, etc. Se da la paradoja de que, al mismo tiempo, diversos colectivos demandan espacios para poder implementar iniciativas en beneficio de la comunidad. En este sentido, existe una serie de estrategias que facilitan el encuentro entre estas dos realidades paralelas para lograr una gestión responsable del espacio urbano, ya sea público o privado. Estas estrategias son tan heterogéneas como los espacios sobre los que se asientan, pero todas ellas mantienen en común una metodología de trabajo basada en el diálogo y la gestión participativa y responsable. Tanto es así que la parte “propietaria” puede ceder temporalmente el espacio a colectivos y asociaciones vecinales a cambio de que éstos hagan de ellos un uso responsable que atienda demandas socioambientales: Es lo que se conoce como custodia urbana (CU).

Esta fórmula, que tiene un gran potencial de actuación para el cambio y la mejora del bienestar de las personas, está cada vez más presente en nuestras ciudades y se hace visible en multitud de formas: huertos urbanos, solares reconvertidos para el disfrute público, reutilización de edificios en desuso para centros de cultura… Todo ello bajo un trasfondo de conservación de la naturaleza y la cultura desde la ciudad. 

Una iniciativa es de custodia urbana si…

Hay colaboración entre la propiedad/titular de un espacio urbano, público o privado, y el colectivo social que promueve la iniciativa para su gestión.

Parte exclusivamente de Administraciones Públicas y expertos sin tener en cuenta la participación activa de la ciudadanía.

Fomentan valores de conservación, sostenibilidad y/o culturales, y facilitan la implicación de las personas en la naturaleza.

La iniciativa no está ligada a un proyecto heterogéneo, consensuado y acordado entre el colectivo social que la promueve y la propiedad del espacio.

Genera soluciones, alternativas y oportunidades a algunos de los problemas de la ciudad relacionados con la cultura y el medio ambiente (gestión de residuos, falta de biodiversidad, deterioro de edificios emblemáticos, etc).

No tiene en cuenta la diversidad de las personas que la conforman ni sus deseos, desestimando el diálogo y la participación.

Si te interesa el tema y quieres conocer más a fondo la custodia urbana, puedes encontrar material divulgativo en la sección de recursos de esta web.

Recursos