Buscar
https://frect.org/custodia-urbana
es 12

La biodiversidad en nuestras ciudades

Un nuevo ecosistema urbanita

© Rafael Blázquez Asomadilla

El espacio urbano está formado por elementos que se relacionan entre ellos igual que un ecosistema natural. Lejos de ser un espacio "sólo para humanos", la ciudad también alberga multitud de seres vivos que comparten nuestro entorno, habitando jardines, la vía pública e incluso nuestras casas. Solo hay que pararse a observar con atención y descubriremos, con sorpresa, todo un ecosistema y su biodiversidad. Tan solo un dato: el 10% de las especies de aves que viven en nuestro país, lo hacen en entornos urbanos.

Sin embargo, vivimos de espaldas a ello. En un mundo que se urbaniza a gran velocidad con el principal objetivo de satisfacer las necesidades de una única especie –la nuestra–, provocamos la destrucción de las particularidades y riquezas biológicas típicas de cada zona, enterrando bajo el asfalto los beneficios que la biodiversidad aporta a nuestra vida diaria y, en definitiva, a nuestro bienestar.

Cifras a escala global

3% del suelo mundial está ocupado por ciudades

+ 50% de la población vive en áreas urbanas

60% - 80% del consumo de energía proviene de ciudades

75% de las emisiones de carbono se generan en las ciudades

80% del PIB global se genera en las ciudades

+ 10.000.000 de personas componen las megaciudades

Teniendo en cuenta los datos de Naciones Unidas, podemos afirmar que nuestro bienestar futuro depende en gran medida de las acciones y decisiones que se tomen en las ciudades, convertidas en actores centrales de la economía global y del desarrollo. Esto se refleja en el objetivo 11 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos por la ONU en la Agenda 2030, la cuál reivindica ciudades más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles. Dentro de los planteamientos para lograrlo, la recuperación de la naturaleza en el ámbito urbano puede ser la clave, y la custodia urbana una buena herramienta a tener en cuenta.

Custodia urbana que conecta

Si vivimos en ciudades con mayor biodiversidad, vivimos en entornos con mayor calidad de vida. ¿A quién no le gusta sentir el frescor de la sombra de un árbol en un día de calor, pasear entre los aromas de un frondoso jardín o escuchar el canto de las aves entre tanta bocina? La biodiversidad urbana ayuda a amortiguar la temperatura, limpia el aire y contribuye a fijar el CO2, entre otros muchos beneficios.

En este sentido, la custodia urbana se presenta como una herramienta eficaz para poner en marcha iniciativas socioambientales –huertos, jardines comunitarios y otras iniciativas de conservación del patrimonio natural, cultural y paisajístico– que logren integrar la biodiversidad en nuestras ciudades, creando y reforzando vínculos entre la ciudadanía y naturaleza a través de la gestión sostenible de espacios urbanos.

Estas iniciativas también revierten positivamente en la convivencia, ya que la ciudadanía participa en la mejora su entorno cercano, asumiendo la responsabilidad de su transformación e involucrándose en su cuidado.

En definitiva, son pequeños logros con los que aprendemos a afrontar en comunidad los retos ambientales y sociales, actuales y futuros. Sabiendo todo esto ¿cómo te gustaría que fuese tu ciudad en un futuro? Imagina y actúa.

"Thorncliffe Park Community Garden" by Sikander Iqbal cc

No sólo somos individuos, no sólo somos votantes, no somos meros consumidores, formamos parte de la ciudad, somos ciudadanía.

“Cuidados de la ciudad desde la ciudadanía. Guía para la custodia urbana” editada por el colectivo MICROmacro.
Foto: "Esta es una Plaza" Xosé Ramil